La libra, protagonista de una semana histórica

Marzo 11 de 2019. Sin dudas, la votación que tendrá lugar en el Parlamento británico el martes es el evento más importante de este mes, y podríamos decir del año, salvo que aparezca alguna circunstancia más extraordinaria.

Es que lo que se define este martes no es un aumento de tipos de interés, o una ley importante, o cambios en el gobierno. Lo que tendrá una definición es la salida de Reino Unido, una de las potencias globales más importantes de la Unión Europea, un hecho sin precedentes, y que tal vez por ello mismo genera tanta incertidumbre y en muchos casos preocupación.

Agotadas todas las instancias de negociación entre el endeble gobierno de Theresa May y los funcionarios de la UE de Bruselas, que naturalmente se hacen más fuertes al ver los desaguisados en que caen una y otra vez los británicos, lo que queda es ver si el Brexit será ordenado o caótico. Aún queda alguna pequeña posibilidad de que la salida se postergue unos meses, y también de que se llame a un nuevo referéndum, que sería lo más sensato y que, paradójicamente, es lo que nadie se anima a plantear abiertamente.

La libra Esterlina tiene entonces por delante una semana muy compleja, en la que puede verse totalmente beneficiada o seriamente perjudicada, sin paliativos y sin grises. El viernes, por caso, después de muchos titubeos, terminó en la zona de 1.3000, que a esta altura parece una zona de frontera entre una recuperación y una caída sin piso cierto.

Con un escenario como este, lo más preciso es dejar de lado a la libra para las operaciones diarias, y comenzar a buscar otras monedas, que no estén tan expuestas a las acciones de un grupo de políticos. Esta vez, el PBI de Reino Unido, y otros datos también importantes que se conocerán esta semana, no tendrán casi impacto en los precios.

De todas formas, todo el mercado estará a la expectativa: el euro no podrá escapar a una ola de euforia o de pánico que pueda afectar a la libra, y si bien recuperó posiciones el viernes sobre el cierre, el quiebre de la zona de 1.1175 podría hacerlo desbarrancar nuevamente. Cabe acotar que dicho nivel es el 61.8% de retroceso de 1.0340/1.2555, mínimo de 2017 y máximo de 2018 respectivamente, y un rebote desde allí asomaba como lógico y esperable.

Tampoco el yen estará ajeno a lo que se decida en Londres. Azuzado por un muy débil dato de empleos de Estados Unidos conocido el viernes, y una cierta búsqueda de refugio, la moneda nipona se recuperó en muy buena forma. Quienes apostaron a la baja de los pares del yen les habrá ido muy bien: el EUR/JPY y GBP/JPY observaron caídas fuertes, en especial este último, apoyado en la caída de la libra y el alza del yen.

El oro, que actúa de manera similar al yen, también se hizo fuerte en las últimas horas del viernes, recuperando 20 dólares en poco más de un día, luego de llegar el jueves a 1280 dólares por onza, un mínimo de un mes y medio.

En este contexto con tanta información, el dólar sigue liderando la elección de los inversores. La creación de empleos de febrero, como queda dicho, fue muy floja: solo 20 mil nuevas nóminas luego de 2 meses de más de 300 mil. Al respecto, cabe preguntarse que llama más la atención: si que desde un mes a otro la creación de empleo caiga de esta forma, o como nadie cuestiona la forma en que se generan los pronósticos, que siempre están en 180 mil puestos nuevos, y se equivocan ya no en 4 o 5 mil, sino en cientos de miles.

Como suele suceder los lunes posteriores a los datos de empleo, los movimientos serán medidos y escasos en la sesión de la fecha. Más aún cuando se avecina la votación del Brexit. Eso sí, si las acciones de Nueva York, que habían tenido un viernes muy duro hasta pocas antes del cierre y cerraron al alza, mantienen su rally de última hora, las oportunidades, que suelen ser escasas en días así, pueden ser muchas más. Y esta vez, en contra del dólar.

[huge_it_forms id=”3″]

Claves de fin de semana

Marzo 8 de 2019. ARGENTINA

El BCRA contrajo 9,25% de la base monetaria en 3 días ante los movimientos en el tipo de cambio

El Ministerio de Hacienda licitará Letras del Tesoro en dólares a 210 días de plazo, a una tasa nominal anual mínima de 4,50%. La misma se llevará a cabo a partir de las 10hs del lunes 11 de marzo hasta las 15hs del martes 12 de marzo. Estas sólo podrán ser suscriptas en dólares.

El día de ayer los anuncios moderados del Banco Central Europeo y las menores previsiones de crecimiento dieron pie a la depreciación en las monedas emergentes, afectando en mayor medida al peso argentino. La divisa vio un alza de 4,3% hasta los $42,50 pesos por dólar en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC).

En tanto, la tasa de interés de corte promedio de las Letras de Liquidez (LELIQ) aumentó 131 puntos básicos hasta 51,86%, con un efecto monetario contractivo de $60.900mn.

En los últimos tres días el BCRA tomó un sesgo cauteloso con el fin de contener la en el tipo de cambio, absorbiendo el equivalente al 9,25% de la base monetaria.

En el plano electoral, el domingo se estarán llevando a cabo las elecciones a gobernador en Neuquén. El foco estará en las señales que puedan arrojar los resultados sobre el armado de las coaliciones políticas a nivel nacional, y por lo tanto del escenario para las elecciones presidenciales.

LATAM

La inflación en México se desacelera tanto a nivel general como a nivel núcleo

México publicó su dato de inflación para el mes de febrero. El dato resultó en -0,03%m/m, por debajo del consenso del mercado, -0,02%m/m.

La caída fue causada principalmente por bajas en precios de alimentos no-básicos, que cayeron 4,8%m/m. La inflación interanual resultó en 3,94%, mientras que el núcleo cerró en 3,54%.

Mientras tanto, en Chile, una caída en las exportaciones de minería, junto con una moderación en la caída de la importación de energía y grandes importaciones de capital resultaron en un superávit comercial menor al esperado de USD276mn.

La producción de petróleo en Brasil en enero promedió 2,63 millones de barriles por día, lo que representa un crecimiento de 0,6%a/a.

INTERNACIONAL

Las preocupaciones por el crecimiento global persisten, impactando en los principales activos de riesgo

Los principales índices de acciones en EEUU volvieron a cerrar a la baja en la rueda de ayer (-0,81% S&P 500, -0,78% Dow Jones y -1,13% Nasdaq). Previo a la apertura de hoy, los futuros de dichos índices operan en terreno negativo.

La mayor aversión al riesgo se encuentra parcialmente relacionada a las menores estimaciones de crecimiento económico corroboradas a inicios de semana por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y luego convalidadas por el Banco Central Europeo (BCE) ayer.

En detalle, el BCE recortó su estimado de crecimiento para el bloque de la Unión Europea en 2019 a 1,1% desde el 1,7% proyectado anteriormente, en un anunció que además sorprendió por la nueva implementación de estímulos al sector bancario y un mensaje más moderado sobre una eventual suba en la tasa de interés de referencia.

Las preocupaciones por el crecimiento global también estuvieron asociadas a la caída agregada de 5%a/a en las exportaciones de China para el acumulado entre enero y febrero. Mientras tanto, las nuevas órdenes del sector industrial en Alemania cayeron 2,6%a/a en enero, cuando los analistas estimaban un crecimiento de 0,5%a/a.

El foco de hoy estará en los datos del mercado laboral en EEUU correspondiente a febrero. En detalle, se espera un crecimiento de 180.000 puestos en las nóminas no agrícolas, una tasa de desempleo en 3,9%, y un crecimiento de las ganancias salariales por hora de 0,3%m/m y 3,3%a/a.

[huge_it_forms id=”1″]

Los datos de empleo frenaron al dólar, ¿por cuánto tiempo?

Marzo 8 de 2019. Si bien se esperaba una caída en la creación de empleos en febrero, después de dos meses con más de 300 mil nóminas creadas, la cifra conocida fue realmente decepcionante para los mercados, con 20 mil nuevos puestos de trabajo generados el mes pasado.

De inmediato, el dólar perdió vuelo, aunque no en la medida que pudo hacerlo en otras oportunidades, cuando lucía frágil y cualquier dato no del todo convincente lo hacía caer violentamente. De todas formas, la semana que termina deja no solo esta nota como dato relevante, sino que las cifras de empleo solo han sido unas más dentro de un conjunto de anuncios que posicionar al dólar como ganador de este mes. En opinión de quien suscribe, el cambio de postura del Banco Central Europeo, luego de la reunión de política monetaria que sostuvo el jueves, es lo más importante de estos días. El BCE dejará sin cambios la tasa de interés durante 2019, luego de haber anunciado que la aumentaría al finalizar el verano europeo, y luego de varios años de mantener tipos de interés en cero. Pero así como la reunión del BCE fue lo más importante de esta semana, los mercados estarán muy pendientes, en los próximos días, de todo lo que suceda en torno al Brexit. Por lo visto, y pese a que parecía que habría alguna solución de último momento, la salida de Reino Unido de la Unión Europea será más caótica aún que el proceso que, desde julio de 2016, se viene llevando a cabo a tal fin. La libra Esterlina está en el centro de atención de los inversores. No parece ser buen negocio operar con esta tan tradicional y sólida moneda cuando faltan horas para que tenga lugar la votación que puede determinar cual desprolija será la salida. Y si hubiera algún milagro, que cada tanto hay alguno, ver si se puede evitar, demorar o impedir dicha salida. Lo cierto es que la vapuleada libra puede irse a las profundidades si los mercados avizoran un caos próximo. La zona de 1.1480, que en octubre de 2016 visitó la libra en un episodio nunca aclarado y que fue claramente una manipulación de precios, es el soporte que podría contener a la divisa británica si el Brexit saliera como está previsto. Cualquier modificación a esta salida sería bien vista por los mercados, que la podrían llevar a 1.4000. Una diferencia de 2500 puntos para una situación que no admite grises. Respecto al euro, después de llegar a un mínimo desde junio de 2017 con los comentarios del BCE, parece estabilizarse. El quiebre de 1.1175, soporte que no fue muy publicitado, pero que representa nada menos que el 61.8% del mínimo de 2017 (1.0340) hasta el máximo de 2018 (1.2555), no será sencillo. Una medición de tanto tiempo, apreciable en gráficos mensuales, amerita un rebote que podría llevarlo por encima de 1.1400 sin invalidar la caída anterior, para volver sobre este soporte y vencerlo en una segunda instancia. La semana que se inicia puede ser definitoria en este sentido. El yen, por su parte, volvió a cumplir su rol de refugio, y al igual que el oro se alejó de mínimos de varias semanas. El mal humor global respecto a los mercados emergentes, y que está haciendo que grandes inversores se vayan de estas economías para volcarse a papeles chinos, encendió una alarma que le dio fuerza al yen, y también a la onza. Este clima, enrarecido en este aspecto, también impactó en forma negativa en Wall Street, que tuvo tres días consecutivos negativos, en especial el jueves 7. La semana que se inicia tiene una agenda cargada de datos que, si bien no suelen mover al mercado en forma decisiva, sí sirven para consolidar tendencias. Es por ello que el dólar parece tener un camino despejado para ganarle nuevamente al euro, a la libra y a las monedas “commodities”, sobre todo a partir del miércoles. Los datos de inflación mayorista y minorista, las ventas minoristas, las órdenes de bienes durables, entre otros, son informes que volcarían de nuevo la balanza a favor del dólar. Aunque, por esta vez, todo parece indicar que la expectativa de los mercados, y por qué no de la opinión pública internacional, estará puesta en una situación que transita por caminos no cartografiados: el Brexit. [huge_it_forms id=”1″]

Dólar fuerte, y con mucho margen para seguir adelante

Marzo 6 de 2019. El dólar pasa por un buen momento, sin dudas. En parte, por la debilidad de varios activos, que no logran estabilizarse, aunque en mayor medida por méritos propios. Traducido a datos, los informes macro de Estados Unidos siguen mostrando cifras con brillo, sin fisuras, y con una economía que atraviesa su mejor ciclo en muchos años.

El martes se conoció el dato de ISM de servicios, que abarca más del 80% del PBI de Estados Unidos, con su mejor marca en un año. A su vez, las ventas de viviendas nuevas, que podrían haberse visto afectadas por una tasa de interés que se cuadruplicó en los últimos dos años, ofrecieron cifras muy por encima de lo esperado.

Si a ello se suma la pausa impuesta por la Fed, más un mercado de trabajo que se muestra cada vez más sólido, las únicas nubes que tiene el dólar son las cuestiones más vinculadas a la política exterior de Estados Unidos, en conflicto permanente.

Respecto a una de ellas, tal vez la más delicada, el enfrentamiento con China por motivos comerciales, las noticias son por lo menos difusas. Se habla de avances en las negociaciones, pero por otro lado no se anuncian medidas contundentes que reviertas los motivos que llevaron al gobierno de Trump a imponer aranceles.

Esto crea un clima de confusión que, el martes, quedó reflejado en una estabilidad de la bolsa de Nueva York, en la que los índices se movieron sin dirección determinada, situación que se mantiene en las primeras horas del miércoles.

Frente a las monedas principales, el dólar presenta una clara tendencia alcista ante el euro, que en la víspera tocó 1.1288 y que, al quiebre de dicho nivel, podría acelerar una caída buscando los mínimos del año en 1.1233, paso previo a los mínimos de 2018 en 1.1215. Tal vez la moneda única se tome un respiro en estas horas, dado que el jueves tendrá lugar la reunión de política monetaria del BCE, en la cual se definirán varios interrogantes de cara al futuro, definiendo el destino de corto plazo del euro.

La libra Esterlina vuelve a caer ante el dólar en estas horas. Luego de disfrutar de una ola de euforia que la llevó a superar 1.3300 la semana anterior, la divisa británica cae fuerte, en parte por la toma de beneficios de tal movimiento, y esta vez también por declaraciones de ciertos funcionarios del opositor partido Laborista que vuelven a poner en duda la aprobación del plan de Theresa May que será sometido a votación en el Parlamento la semana próxima. De esta forma, lo que parecía ser una muestra de sentido común, rara por los antecedentes inmediatos de la política británica, vuelve a mostrarse como un papelón que no sería grave si no estuviera en medio de ello el futuro de Reino Unido.

La atención de los inversores, para las próximas horas, estará puesta en el dólar canadiense. El Loonie cae fuerte en estas horas, aunque a menor velocidad que en los últimos días de la semana pasada, en momentos en que el Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau se ve envuelto en un escándalo de corrupción en el que se ve involucrada una firma gigante ligada a la construcción. En este contexto, el Banco de Canadá dará a conocer a las 10:00 del este su anuncio de política monetaria, que dejará sin cambios la tasa de interés en el 1.75%, pero que podría dar lugar a una recuperación del dólar canadiense en la sesión americana. El par USD/CAD luce sobre comprado en el corto plazo, y sin mucho margen para seguir en una senda alcista antes de una corrección en dirección contraria.

Un poco antes, a las 8:15, se dará a conocer la cifra de empleos privados a cargo de la firma ADP, con una creación de unos 190 mil puestos de trabajo en ese sector en febrero. Si se confirma dicho número, sería sensiblemente menor al de enero, cuando superó los 210 mil, aunque aún así quedaría demostrada la solidez del mercado laboral.

Nos espera una sesión americana importante, con un dólar firme, y con bastante margen para seguir creciendo.

Un dólar a la espera de noticias, en una semana de menú completo

Marzo 4 de 2019. Por el tenor y cantidad de datos que se conocerán en estos días, esta semana asoma como la más importante del año hasta el momento. Si bien los anuncios y las cifras han perdido ciertamente mucho “poder de fuego” en los precios, sus consecuencias se extienden por mucho tiempo, cambiando el eje sobre el cual se movían los mercados años atrás, y sin movimientos violentos al momento de las publicaciones.

Pero es que allí radica ahora la importancia de las noticias: ya casi ninguna es formadora de tendencias por si mismas y, en cambio, la consecución de las mismas es lo que provoca los movimientos más marcados.

Por ello, los anuncios de política monetaria de los bancos centrales se han constituido en los últimos años en eventos de los cuales los inversores están muy pendientes. Y esta semana tendremos varios de ello. En la sesión asiática del martes el Banco de la Reserva de Australia dará a conocer el suyo de este mes. No se esperan cambios en los tipos de interés, que quedarán en el 1.5%, como ocurre desde agosto de 2016. El dólar australiano cerró la semana pasada en su menor nivel desde el 14 de febrero, y salvo que el dólar sufra algún traspié muy importante, no hay motivos para pensar en una reversión en estas horas. El Aussie se ve muy afectado por la fuertísima caída del oro, que se aceleró sobre el cierre del viernes, con una baja que ocupo 54 dólares desde los máximos del año en 1346 dólares, y que solo encontró un alivio en el 38.2% de su último rally, que inició en 1196 dólares a mediados de noviembre.

El miércoles será el turno del Banco de Canadá, que tampoco modificará sus tipos de interés. Pero, a diferencia del RBA, el BoC se ha mostrado activo en esta materia, elevando la tasa en varias oportunidades en 2018. El BoC está muy pendiente del comportamiento del petróleo, que tiene una especial influencia sobre el tipo de cambio del dólar canadiense. La caída del Loonie, que el viernes totalizó 180 puntos en muy pocas horas, coincide con una baja del petróleo de 2.30 dólares por barril WTI desde los máximos de noviembre, que tocó a inicio de la sesión rozando los 58 dólares.

Por su parte, el jueves, el Banco Central Europeo dará a conocer su anuncio, tras el cual se espera la habitual conferencia de prensa de su presidente,Mario Draghi. Las cifras macro no acompañan los esfuerzos del BCE, y el euro mantiene una tendencia bajista latente. La misma se detuvo por la debilidad del dólar, pero al no encontrar incentivos para crecer, la moneda única se mueve en un rango de precios relativamente estrecho, que no le permite superar 1.1500, pero tampoco retroceder de 1.1300, al menos en forma clara.

Además de los anuncios de los bancos centrales, tendremos los cruciales datos de empleo de Estados Unidos. La encuesta de la firma ADP se conocerá el miércoles, con las cifras del sector privado, en tanto el viernes se publicarán las del Departamento de Trabajo. Estas últimas sorprendieron en diciembre y enero, con más de 300 mil nóminas (excluyendo las agrícolas), y no serán fáciles de superar en febrero. No obstante, el mercado laboral aparece como muy sólido, con una tasa de desocupación que apenas roza el 4%.

De todas formas, este lunes el calendario de noticias será modesto. Los movimientos, que habitualmente son muy medidos en los comienzos de semana, esta vez podrían tener algún grado de agresividad mayor, habida cuenta de la caída muy fuerte de las materias primas. En varios casos, como el oro y el petróleo, sus bajas han sido detenidas por algunos soportes técnicos, pero ello no significa que se frenen de inmediato.

En cuanto a las monedas principales, ya mencionados el euro, el dólar australiano y el dólar canadiense, la libra Esterlina enfrenta días cruciales por el Brexit. Si bien no se descarta alguna situación descabellada como las que hemos visto en gran cantidad en los últimos meses, todo indica que al menos por una vez primará el sentido común, y habrá un pedido de postergación de la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Si bien la votación al respecto será entre el 12 y 14 de marzo, la libra se hará eco de esta situación. Luego de llegar a máximos de varios meses, el viernes la divisa británica perdió vuelo en forma muy violenta.

El yen, por su parte, se mantiene débil en las primeras horas de la semana, y salvo que se agraven algunos de los conflictos latentes (el de India y Pakistán lo es, por ejemplo), no volverá sobre sus pasos rápidamente.

Nos espera entonces una semana plena de alternativa, que a su vez ofrecerá una gran cantidad de oportunidades de negocio.

PROPUESTA PARA QUE LA ARGENTINA AHORRE U$S 10.000M

 27-May-2018 Esta propuesta se basa en la implementación de una estrategia financiera en relación a la deuda externa que tiene la Argentina. Si bien los detalles son técnicos, el concepto fundamental es fácil de comprender.

Usando como referencia el Observatorio Fiscal Federal, el valor total de la deuda que tiene la Argentina es de U$S 372.744 millones de dólares. Sin embargo, de ese total, aproximadamente un 25% está denominado en pesos y el resto en moneda extranjera. Es decir que el valor total de la deuda en moneda extranjera ronda los U$S 280.000 millones de dólares. Ahora bien, de este monto, aproximadamente el 80% la mayoría de la deuda está en dólares. Con lo que, del total que debemos en moneda extranjera, U$S 224.000 millones son dólares.

Tener una parte considerable de toda la deuda en una sola moneda, representa un riesgo. ¿Cuál? Que el valor de la moneda en la que estamos endeudados se revalorice en el mundo. Y eso es exactamente lo que está sucediendo. Peor aún: la tendencia en la suba de las tasas de interés implícitas de los bonos de los EEUU, sumada a la esperada suba de tasas de referencia por parte de la Reserva Federal, hacen pensar que el dólar continuará apreciándose en el mundo.

¿Cuán fácil de instrumentar es este FX Swap? Según estadísticas del año 2013 del Bank of International Settlements (BIS), que podría definirse como “el Banco Central de los Bancos Centrales”, los FX Swaps tienen una liquidez de U$S 2.2 Tr por día. Con lo que, si la Argentina decidiera realizar un FX Swap por U$S 100.000 millones, representaría menos de un 5% del volumen que se opera en un solo día. ¿Por qué moneda sugerimos hacer este FX Swap? Por el euro.

El euro es la moneda que más probablemente se deprecie en los próximos años por los problemas internos que tiene el continente. Tiene serios problemas en el sistema financiero que los resolverá de una sola forma: a través de la impresión masiva de papel moneda (euros) por el Banco Central Europeo. Sin dudas, nos conviene deber en una moneda que tiene altas chances de perder valor a lo largo del tiempo y no estar endeudados en la moneda que probablemente más se revalorice en los próximos años. Pueden leer mi nota de la semana pasada titulada “Europa en peligro por Deutsche Bank y bancos italianos“.

¿Cómo llegaría la Argentina a ahorrar U$S 10.000 millones? Si hacemos un swap de U$S 100.000 millones por su equivalente en euros y el euro cae desde el actual nivel de 1.17 hasta su mínimo de años atrás de 1.05, habremos disminuido el valor de nuestra en U$S 10.000 millones. Si la crisis europea se vuelve más intensa, el ahorro podría ser aún mayor.

Screen Shot 2018-05-27 at 8.19.13 PM

Cualquier crítico puede decir que la propuesta no es más que realizar una “apuesta especulativa” con el patrimonio de los argentinos. Esto no sería del todo incorrecto, con el siguiente considerando: ya estamos haciendo una apuesta especulativa con el dinero de los argentinos y con pésima diversificación al tener el grueso de la deuda en dólares. Como si esto fuera poco, el dólar es la moneda que no sólo tiene mayores perspectivas de revalorización a nivel mundial sino que es la que más se está revalorizando en el mundo. Esto quiere decir, que cada día que pasa, aunque no tomemos un centavo más de deuda, debemos más en términos reales.

Realizar un swap de una parte de nuestra deuda denominada en dólares a tenerla denominada en euros no solo es un acto de prudencia financiera sino que es estar adelante de las circunstancias, actuando de manera previsora y no (como siempre nos sucede) con reacciones torpes y lentas cuando las desgracias ya se han consumado.

Comentario técnico FX Swap:

-El FX Swap es un contrato que se realiza OTC (Over-the-Counter) típicamente a través de un banco. Los precios son muy competitivos y en esencia no cambia realizar la operación con un banco u otro. Este tipo de swap, fija un forward rate a la que se volverán a intercambiar los dólares por euros que está determinada por la tasa de interés del dólar y la tasa de interés del euro. En un FX Swap hay intercambio (o no) del monto del swap al final del contrato.

-Cross Currency Swap es otra alternativa que podría implementarse. Además de intercambiarse el monto total de la moneda, se intercambian los pagos en intereses que corresponden a cada moneda. Dada la baja credibilidad de la Argentina, esta operación probablemente resulte muy cara. Además, el tamaño del mercado de FX Swaps es 40 veces más grande que el de Cross Currency Swaps (U$S 54B vs U$S 2.2 Tr por día)

Les dejo una foto del Chicago Trading Tour que acabamos de finalizar, donde los participantes vinieron a conocer el mundo de los Managed Futures:

https://www.instagram.com/p/BjDX0sPlfkc/embed/captioned/?cr=1&v=8&wp=615&rd=www.cartafinanciera.com#%7B%22ci%22%3A0%2C%22os%22%3A1527.0000000018626%7D

por Miguel Angel Boggiano –

Un escenario cambiante y volátil

12 abr. 2018. Un conjunto de factores está enrareciendo el clima de los mercados financieros, que se tornan volátiles y poco previsibles en los cortos plazos.

Por un lado, el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, que por momentos parece alivianarse, y en otras ocasiones tomar signos de gravedad.  China ha amenazado con devaluar al yuan para hacer más competitiva a su economía y perjudicar así los intereses de Estados Unidos, en tanto la primera potencia sigue anunciando restricciones para sus importaciones.

Pero este problema pasó el miércoles a un segundo plano, ante la escalada bélica en Siria, donde una serie de ataques producidos entre el domingo y el martes a la noche dio lugar a amenazas mutuas entre Estados Unidos y Rusia, país que protege al régimen político sirio actual.  Demás está decir que un hecho de estas características, en el que dos superpotencias coquetean con la posibilidad de una guerra, provoca temblores en los mercados.

Así, el oro y el yen fueron las estrellas del miércoles, activos siempre buscados ante situaciones de crisis, con la consiguiente baja del dólar.

Sin embargo, la publicación de las minutas de la última reunión de política monetaria del FOMC dejó algunas sorpresas;  entre ellas, la casi unanimidad de sus oficiales, que deslizaron la posibilidad de elevar mas veces los tipos de interés en los próximos años, ante una inflación que pueda escaparse de los objetivos. El dólar se fortaleció al momento, aunque no en forma decisiva.

La sesión del jueves presenta tendencias similares a las de la víspera.  El dólar intenta ganar terreno ante el euro, que retrocedió ya más de 40 puntos desde sus máximos de 1,2394, aunque la libra Esterlina, sin demasiados motivos desde lo fundamental, mantiene una tendencia alcista que acelera en estos momentos, apuntando a 1,4200.  El yen, por su parte, retrocede algunos puntos, aunque su caída parece una corrección antes de iniciar un nuevo ciclo alcista.

La agenda de noticias incluye las peticiones semanales de subsidio por desempleo, y las actas de la reunión de política monetaria del BCE.

Mientras promedia la sesión europea, el par EUR/USD cotiza a 1,2354, con tendencia alcista en el gráfico de 4 horas, aunque dentro de una corrección bajista que se pronuncia desde los máximos del miércoles en 1,2394. siendo los próximos objetivos las zonas de 1,2325, 38,2% de retroceso del rally dominante, 1,2290. En tanto, las resistencias se ubican en 1,2360 y 1,2395. Los indicadores apuntan a la baja, aunque con señales poco convincentes.

EUR/USD

El cruce GBP/USD cotiza a 1,4198, con tendencia alcista en el gráfico de 4 horas, con resistencias en 1,4215/20, máximos del miércoles y línea de tendencia bajista en el gráfico diario, y 1,4245, máximo del mes pasado.  Por su parte, los soportes se hallan en 1,4165 y 1,4125. Los indicadores principales vuelven a ofrecer señales alcista para el resto del jueves.

GBP/USD

El par USD/JPY cotiza a 107,10, con tendencia lateral en el gráfico de 4 horas, presentando resistencias las zonas de 107,26 y 107,50.  En cambio, los soportes se ubican en 107,00, 106,65 y 106,45. El quiebre de una línea de tendencia alcista producido el miércoles no ha tenido una aceleración bajista posterior, lo que invalida dicho quiebre.  Los indicadores no presentan al momento señales claras para el resto de la sesión.

USD/JPY

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.

En el espacio que sigue brindamos un cuadro de precios de referencia para probables entradas al mercado, como también soportes y resistencias medidas en gráficos de corto plazo, válidos para el resto de la sesión en curso:

 
USD SELL BUY ACTUAL S1 S2 R1 R2
AUD 0.7730 0.7785 0.7757 0.7735 0.7705 0.7780 0.7805
CAD 1.2555 1.2610 1.2583 1.2560 1.2535 1.2605 1.2630
EUR 1.2303 1.2367 1.2339 1.2310 1.2290 1.2360 1.2395
GBP 1.4160 1.4225 1.4193 1.4165 1.4130 1.4220 1.4245
JPY 106.60 107.30 107.13 106.65 106.45 107.25 107.50
CHF 0.9535 0.9585 0.9628 0.9540 0.9520 0.9580 0.9610
MXN 18.1000 18.2400 18.1700 18.1200 18.0500 18.2200 18.3000
GBP/JPY 151.85 152.40 152.11 151.90 151.50 152.35 153.70
EUR/JPY 131.65 132.65 132.22 131.70 131.40 132.60 133.00
ORO 1339.00 1349.00 1345.00 1340.00 1335.00 1348.00 1355.00

Por