Comprar una casa vieja, reciclarla y venderla: el negocio del momento que da ganancias de hasta 30%

12/06/2018 La modalidad recobró el dinamismo de décadas atrás y es una oportunidad para inversores o propietarios.

“Invertí en ladrillos que mal no te va a ir”, era el consejo que décadas atrás daban los más veteranos a algunos jóvenes que lograban hacerse de sus primeras ganancias importantes. La práctica dio su rédito durante un tiempo, aunque después otras formas menos tradicionales de inversión comenzaron a aparecer en el mundo de las finanzas.
Pero los ladrillos siguieron estando presentes y una modalidad dinámica en la década del noventa fue la de reciclar viviendas para luego comercializarlas.
Los que siguieron de cerca el desarrollo inmobiliario afirman que años después ese segmento se enlenteció pero ahora volvió a cobrar fuerza. Incluso, estiman que en algunos barrios montevideanos el proceso de comprar una propiedad usada, transformarla mediante un reciclaje y luego venderla puede conseguir en algunas oportunidades una rentabilidad de entre 20% y 30%.
Cordón, Palermo o Reus, en su parte norte, son barrios donde pueden observarse reciclajes en varias de sus cuadras. ¿Pero cuál fue el motivo que llevó a los desarrolladores a optar por esta modalidad de construcción?
El operador inmobiliario Julio Villamide brindó su opinión. “El reciclaje es una actividad que existe en el mundo, sobre todo para el stock de inmuebles muy antiguos como el de Montevideo, que en promedio tiene casi 50 años de edad”, dijo a El Observador.
“Los ladrillos dejan rentabilidad; reciclar es una nueva forma de inversión en ladrillos”. Jorge Morán, arquitecto
Recordó que en la década de 1990 el Banco Hipotecario del Uruguay financiaba tanto reciclajes como obras nuevas, algo que la actual carta orgánica no le permite hacer.
“Por eso, en esa época estuvo muy activo, fundamentalmente en el Parque Rodó y Cordón”, manifestó Villamide. Luego los costos de construcción inhabilitaron continuar con el desarrollo de reciclajes, pero en la actualidad con las restricciones adicionales aplicadas a la normativa que concede exoneraciones tributarias para edificar viviendas de interés social, repuntó.
Originalmente cuando se aprobó la ley de Vivienda Social en 2011 no había topes sobre los precios de venta. Tres años después se limitó el precio del 25% de las unidades de cada proyecto. Luego, en 2017 el tope se redujo al 10% de las propiedades, pero con la salvedad de que esas unidades se ponen a disposición del Ministerio de Vivienda hasta un año después de terminadas y a valores de entre US$ 35 mil y US$ 40 mil menos que su valor de mercado.
También se modificaron los beneficios fiscales para las viviendas que se vuelcan al mercado de arrendamiento. Los inversores que adquieren esos inmuebles pueden exonerar el 100% de IRPF e IRAE siempre que los precios de arrendamiento no superen los topes que determina el gobierno. Cuando se supera ese límite, el beneficio se reduce a 40% de las rentas generadas. Antes la normativa no hacía referencia a los precios.
Esos fueron los argumentos que volcaron a los desarrolladores nuevamente hacia el negocio del reciclaje.
Una de las preguntas es cuánto se puede obtener de ganancia con un emprendimiento de ese tipo.
En Buenos Aires, arquitectos consultados sostienen que en algunos barrios puede oscilar ente 20% y 30%. Villamide indicó que en la capital argentina el costo de construcción es más bajo que en Uruguay.
Sin embargo, indicó que ese promedio de utilidad puede conseguirse en Montevideo.
“Es razonable que se obtenga en un reciclaje, ya por encima es difícil de conseguir en el mercado; comprando y vendiendo bien, siendo austero en los costos del reciclaje se puede llegar a ese nivel”, explicó.
“Otra cosa a favor del reciclaje respecto a la construcción tradicional es que el tiempo que se precisa es menor, por lo tanto no es lo mismo obtener una rentabilidad de 30% en un año que en tres”, sostuvo Villamide.
Por su parte, el presidente de la Sociedad de Arquitectos del Uruguay, Álvaro López, indicó a El Observador que el reciclaje ayuda a preservar características de algunos barrios –manteniendo muchas veces las fachadas de casas antiguas– y a su vez aumenta el stock de viviendas disponibles por generar más unidades. “Aumentar el parque de propiedades y posibilitar el acceso es muy importante porque la vivienda es un derecho”, afirmó.
“De la casa se pasa al apartamento, a una propiedad horizontal; la intervención arquitectónica consiste en conseguir más unidades de habitación”, explicó López.
Como ejemplos, mencionó reciclajes en zonas de Palermo o el Parque Rodó en calles como Durazno o Canelones. También casos en el barrio Reus o en la zona del Mercado Agrícola.

La vigencia del ladrillo

Por su parte, el arquitecto Jorge Morán (del estudio Jorge Morán y Asociados) señaló que actualmente el reciclaje es una de las modalidades que más se mueve en el mercado de la construcción. “Al mermar las obras grandes, muchos de los inversores están haciendo eso: adquieren una vivienda, la reciclan y la venden”, dijo a El Observador.
Indicó que lo más común es “comprar una propiedad y hacer dos o más unidades, o reciclar la casa y darle mucho más valor por el hecho de modernizarla; se le hacen cambios en las aberturas o los pisos y eso después genera una diferencia de precio al venderla”.
Señaló al Cordón como el barrio donde se incrementó la actividad en los últimos años. “Seguramente sea por la cercanía con lugares de estudio o el centro de la ciudad“, consideró.
“Aumentar la cantidad de propiedades es interesante; la vivienda es un derecho”. Álvaro López, Sociedad de Arquitectos
Al igual que Villamide, sostuvo que el repunte de los reciclajes se observa, en gran parte, por las últimas modificaciones para la promoción de viviendas de interés social. “Hay un retroceso en ese sentido y los inversores están buscando otras posibilidades”, dijo Morán .
La arquitecta Lercy Saavedra es una de las responsables del estudio Saavedra y Viera, ubicado en Punta del Este. Se dedica al desarrollo de emprendimientos inmobiliarios y también ofrece otros servicios a los propietarios que quieren vender con el objetivo de valorizar las viviendas.
Está al tanto de ese segmento de negocio que obtiene valor de la modernización de inmuebles antiguos, aunque marcó que la realidad en la península es otra que en Montevideo, principalmente en los porcentajes de ganancia que dejan esos proyectos.
“No veo en nuestro mercado una brecha de ganancia de 20% y 30% en la compra, reforma y reventa de propiedades sean casas o apartamentos”, expresó a El Observador. “Tuve la oportunidad de analizar rentabilidades de estos negocios y la mayoría no dejan más de 10% o 12%”, agregó.
Uno de los motivos esgrimidos por Saavedra es que en Punta del Este se parte de un alto precio de la tierra. “Entonces, los márgenes son menores; capaz que en Montevideo es otra cosa”, concluyó.
Anuncios

Botiquín: documentación necesaria para vender un inmueble

El Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires nos acerca un compendio resumido, útil y necesario de la documentación que debe juntar una persona que toma la decisión de venta de una propiedad para cualquier jurisdicción.

La escritura es la culminación de un proceso que garantiza la propiedad del inmueble. Para que el escribano pueda realizar el estudio de títulos y verificar los aspectos jurídicos, registrales e impositivos, y pueda cumplir con todos los requisitos que los organismos públicos exigen para el otorgamiento de una escritura de compraventa, es necesario que el vendedor cuente con la siguiente documentación:

1. Cualquiera sea el tipo de inmueble (casa, departamento, lote baldío) y cualquiera sea la jurisdicción en la que se encuentre ubicado:

 Título de propiedad original (la escritura de adquisición del inmueble por compra, permuta, donación o cualquier otro contrato).
 DNI y constancias de CUIT/CUIL de todos los titulares de la propiedad y de sus cónyuges.
 Boletas de los impuestos, tasas y contribuciones que gravan el inmueble.
 Si alguno de los firmantes no concurrirá a la firma de la escritura por sí, necesitarás el poder original y con facultades suficientes para el acto.
 Si el precio de la venta supera la suma de $1.500.000, necesitarás el COTI (código de oferta de transferencia de inmuebles), que se obtiene en la página web de la AFIP.

1. Si es un departamento o, aunque no lo sea, está afectado a propiedad horizontal (por ejemplo, una unidad funcional o los llamados PH), también necesitarás:

 Copia del reglamento de copropiedad y administración, o del reglamento de propiedad horizontal.
 En algunos casos, plano de afectación a propiedad horizontal.
 Datos de contacto de la administración del edificio.

1. Si el inmueble a vender está en la Provincia de Buenos Aires:

 Podrá corresponder un estado parcelario o cédula catastral (confeccionado por un agrimensor matriculado).

1. Si alguno de los titulares del inmueble y/o sus cónyuges fallecieron, o si recibiste el inmueble por herencia:

 El expediente sucesorio debe estar en un estado tal que permita que el inmueble sea vendido por el sistema de tracto abreviado (es decir, que se encuentren cumplidos los pasos procesales que permitan la escrituración).
 Los gravámenes, restricciones o interdicciones que pesen sobre el inmueble (por ejemplo: embargos, hipotecas, bien de familia) o sobre sus titulares (por ejemplo: una inhibición) deberán ser cancelados o levantados antes de la escritura.
 Finalmente, deberás abonarle al escribano, al momento de la firma de la escritura, los gastos, impuestos, diligencias y honorarios que te corresponden por ser parte vendedora.

 

Desde el martes 6 de febrero, el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Airescomenzó con unas nuevas asesorías gratuitas para orientarlos en toda la documentación necesaria para una operación inmobiliaria.

Los lugares son:

En Av. Callao 1542, se podrán asesorar los días martes y jueves, de 10 a 13 y de 15 a 18 h, con reserva de turno previo al 4809-7145/6848.
En Alsina 2280, de lunes a viernes, entre las 10 y las 13, sin reserva de turno.
Está toda la info en Facebook colegioescribanascaba o http://www.colegio-escribanos.org.ar

Informe realizado por © ReporteInmobiliario.com, 2003-2018, jueves 1 de marzo de 2018

Los 10 mandamientos del Personal Shopper Inmobiliario

 

A menudo, tanto dentro del sector inmobiliario como fuera de él, aparecemos como marca pionera y referente en la figura del Personal Shopper Inmobiliario o Agente Exclusivo de Comprador en nuestro país. Esto es normal ya que fuimos los primeros en instaurar, de una manera potente y oficial, este servicio personal en España. Una responsabilidad que con gusto asumimos.

Sin embargo, sin perder de vista que la excelencia todavía está por llegar, ciertamente estamos satisfechos con nuestro trabajo: hemos generado un espacio que faltaba (y que hacía falta) dentro del sector, establecemos relaciones con otras empresas del sector (como la reciente creación de la marca Property Buyers by SOMRIE)… Pero lo más importante, es que la figura del personal shopper inmobiliario equilibra las relaciones entre todos los actores de la operación inmobiliaria: el propietario y su agente inmobiliario, versus el comprador y su Personal Shopper. Y esto lo hemos hecho desde los principios, la ética y el posicionamiento en los que nos sentimos mas cómodos.

Falsas creencias sobre los personal shopper inmobiliarios

A día de hoy, cada vez son más personas las que creen en el método personal shopper inmobiliario (PSI) y se posicionan claramente al lado del comprador. Sin embargo, también son muchos otros los que se suben al carro, ofreciendo servicios que, aunque puede que se parezcan un poco en la presentación de cara a la galería, en realidad, y desde nuestro punto de vista, distan bastante de ser lo que se considera un personal shopper inmobiliario.

Por ello, en vistas al crecimiento de este mercado del servicio al cliente compradora y la multitud de perfiles que aparecen en las redes y los medios que ofrecen este servicio, hemos aprovechado nuestra experiencia tanto en SOMRIE, como en Property Buyers by SOMRIE y en la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliarios, para hacer una reflexión sobre los valores y códigos éticos que deben de seguir los profesionales del asesoramiento personal inmobiliario. A modo de lista de “10 mandamientos”, para que, aquellos que quieran ofrecer este servicio lo haga de una manera seria, profesional y con un posicionamiento al 100%.

LOS 10 MANDAMIENTOS DE UN PERSONAL SHOPPER INMOBILIARIO

Este listado se ajusta a los estatutos y el código de ética profesional deAEPSI,  la plataforma que pretende ser el paraguas de todos los que nos queremos dedicar a representar al comprador, con independencia de que nos denominemos Personal Shopper Inmobiliario, Agente del comprador, ABR, Chasseur Immobilier o Home Hunter.

 

 

1. NO COBRARÉ DE NADIE MÁS QUE DE MI CLIENTE COMPRADOR.

2. NO COBRARÉ PORCENTAJE, YA QUE IRÍA EN CONTRA DE LOS INTERESES DEL CLIENTE.

3. COBRARÉ UNA PARTE DE HONORARIOS AL INICIO PARA DAR FUERZA AL COMPROMISO Y AL SERVICIO.

4. FIRMARÉ UN CONTRATO DE EXCLUSIVIDAD DE BÚSQUEDA CON MI CLIENTE.

5. LE APORTARÉ UN INFORME TÉCNICO INFORMATIVO DEL ESTADO Y VICIOS OCULTOS DE LOS INMUEBLES.

6. TENDRÉ PACIENCIA EXTREMA CON ÉL, YA QUE DEBO ACOMPAÑARLE, NO VENDERLE.

7. LE AHORRARÉ EL MÁXIMO TIEMPO POSIBLE PARA QUE VISITE SOLO LO QUE LE ENCAJA.

8. ANTES DE LA FIRMA, GESTIONARÉ TODA LA DOCUMENTACIÓN RELATIVA A LA COMPRA.

9. DESPUÉS DE LA FIRMA, SEGUIRÉ DÁNDOLE SERVICIO CON GESTIONES DOCUMENTALES.

10. LE PROTEGERÉ, LE SATISFACERÉ Y LE HARÉ FELIZ EN EL PROCESO DE LA COMPRA.

Por 

Invertir hoy en inmuebles

Invertir en inmuebles hoy en Argentina es enterrar la plata -dice sin sobresaltos-; el sistema con el que se construye en el país es terriblemente ineficiente. Si algún cliente quiere invertir en ladrillos -agrega- le aconsejamos hacerlo en otros mercados. Contando todos los costos impositivos, Argentina es muy cara y con una renta pobre”.

Para Sardáns, el mercado inmobiliario (como inversión, no como bien de uso propio) “no se mueve ni se va a mover con estos valores por m2”. Por eso, augura una brusca caída de precios que lleve los actuales US$ 2.200 por m2 a valores más equiparables a otros mercados donde cuesta US$ 1.000 el m2.

“Cuando alguien invierte en inmuebles, tiene que mirar eso como un bono; si no lo mira así, está jodido”, sintetiza.

En ese sentido, admite que muchos clientes le piden detalles sobre la evolución de una inversión financiera, pero esos mismos clientes no saben si la inversión que hicieron en ladrillos fue rentable o ruinosa.

Incluso su mirada es crítica en relación a una reactivación del mercado del usuario final vía créditos hipotecarios: “a estos valores del m2, llegar a una vivienda es muy complicado”.

– ¿El alto costo de la construcción a qué se debe, a una mala gestión, a la mano de obra…?
Creo que es el sistema integralmente; la mano de obra es evidente que está mal utilizada si la pongo a hacer una pared con ladrillos y luego a romperla para pasar un caño de luz. Hacer una loza lleva tiempo de fraguado y el tiempo siempre es dinero. No hay mucho misterio: miremos cómo construyen en otros países en tiempo y costos…

– Entonces, ¿invertir US$ 100.000 en inmuebles es un mal negocio?
Muy malo. Con suerte dará en una renta del 4% anual y a la hora de venderlo nadie te garantiza no perder plata. Yo te aconsejaría que guardes el dinero en una caja de seguridad antes que eso.

Qué hace FDI
FDI es una empresa con un equipo de 23 personas en Buenos Aires cuya misión es gerenciar patrimonios. “Nuestro modelo de servicio es “Fee-Based” (muy usado en EE.UU. y Europa pero casi inexistente en la región): los ingresos provienen 100% de los honorarios que pactamos con cada cliente en particular. Es un sistema opuesto al aún existente en la región donde las compañías de asesoramiento financiero basan sus ingresos en las comisiones que reciben de las instituciones financieras por la venta de sus productos. Esto puede provocar que determinados productos puedan ser recomendados más por las comisiones que generan que por el beneficio que tiene para el cliente”, explican.

En ese camino, aseguran que “el resultado para el cliente es la tranquilidad de saber que, cuando recomendamos una inversión, una operación o un instrumento financiero es porque estamos convencidos que es lo mejor para él”.

Una de las tareas frecuentes de FDI es constituir fideicomisos que “blinden” un patrimonio de ataques de terceros, sean éstos exesposas, supuestos herederos o demandas varias tan corrientes en hoy en día.

“Nuestro trabajo es ideal hacerlo cuando está todo bien y previendo situaciones futuras. Si uno viene a hacer un fideicomiso después de mandarse una macana, eso es suceptible de ser invalidado”, aclara Sardáns.

El reto de comprar una segunda casa

Tener una casa propia es el sueño de muchos mexicanos, pero hablar de comprar una segunda propiedad no es algo que esté al alcance de todos los presupuestos.

Recientemente se aprobaron cambios a la Ley Infonavit para que los derecho habientes tengan la posibilidad de obtener un segundo crédito. Esta opción, según indica el en instituto, podría estar al alcance de los trabajadores a partir de mayo, cuando concluya la revisión de los lineamientos para el préstamo.

Antes de solicitar un segundo crédito hipotecario, ya sea con Infonavit o con algún banco, los expertos recomiendan considerar algunos aspectos para evitar que tus finanzas personales y tus planes de inversión se vean afectados.

1. ¿Es conveniente comprar una segunda casa, vender la primera y mantener vivo el segundo crédito?

Octavio Novelo, de Casa Chilanga.com explica que tramitar un segundo crédito hipotecario para mudarse a una casa más grande (o más pequeña) puede ser una situación favorable pues las viviendas deben siempre cumplir con las necesidades que tienes a lo largo de tu vida.

Bajo esta lógica debes considerar que si tu familia crece necesitarás más espacio y, por el contrario, si tus hijos se van de casa es probable que te quedes viviendo en un lugar muy grande para ti y tu pareja en la que el mantenimiento sea caro.

En esta situación, si ya terminaste de pagar tu primer crédito puedes tramitar una segunda hipoteca en dos escenarios:

Conseguir el segundo préstamo, mudarte a tu nueva casa y poner en venta tu casa ‘vieja’ y con ello liquidar el préstamo de inmediato o…

Utilizar el dinero de la venta para la inversión de algún negocio o para tomar un viaje, lo importante es que si decides utilizar el dinero en otra cosa y mantener tu segundo crédito estés seguro de que podrás hacerle frente en su totalidad.

2. ¿Conviene tener dos casas?

Comprar una segunda casa para heredar en vida la primera a tus hijos o padres es una inversión muy noble, pero debes estar consciente de que adquirirás un nuevo compromiso de crédito por un tiempo prolongado, afirma Marco Carrera, vocero de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

3. ¿Realmente estás listo para una casa de descanso?

Tener una casa en otra ciudad para poder vacacionar o ir de fin de semana puede ser una idea atractiva, pero toma en cuenta que es probable en total que pases ahí más de uno o dos meses al año, mientras que deberás pagar mantenimiento completo.

“Una casa que no se utiliza se deteriora más rápidamente que una habitada, si tienes una residencia de descanso puedes contemplar la opción de rentarla de manera temporal para costear el mantenimiento u optar en su lugar por una propiedad fraccionada, un esquema en el que tienes derecho a vivir algunas semanas en una casa determinada por tiempo indefinido”, explica Octavio Novelo.

4. ¿Eres candidato para una segunda hipoteca?

La mayoría de los bancos tienen tres reglas de oro en cuanto a créditos hipotecarios:

a) El acreditado debe ser menor de 64 años y 11 meses

b) La edad del acreditado sumada al plazo del crédito no debe exceder 70 años. Es decir, si tienes 60 años y quieres un crédito a 15 años será difícil que lo concedan.

c) La vida útil del inmueble debe ser mayor a 1.5 veces el plazo del crédito. Las propiedades en México tienen una vida útil de 70 años, lo que indica que comprar una vivienda de más de 50 años a un plazo de crédito de 15 años (por ejemplo) será una misión imposible.

5. ¿Cómo pagarás?

“Hay que evitar hacer cálculos a la ligera pues tener una segunda hipoteca con una mensualidad más alta que la primera puede provocar una situación de endeudamiento severo ya que el proceso para vender una primera propiedad puede ser muy largo”, advierte Marco Carrera.
enbuscadecasa.com

El concepto de “Flipping Houses” está de moda

El negocio de los”Flipps” en el mercado inmobiliario está de moda. De ahí que han surgido una variedad de programas de televisión en los que gente compra y remodela una casa semi destrozada hasta dejarla en condición de casa modelo.

Pero ¿de qué se trata este negocio? ¿Cuáles son los detalles que se deben tomar en cuenta para que sea una inversión exitosa?

Primero que nada se necesita estar informado, conocer la situación del mercado, a cuánto se han vendido propiedades similares en dichas áreas y sobre todo buscar las oportunidades que ofrecen abogados y ejecutivos de bancos.

Tanto los abogados como los bancos son excelentes recursos porque ellos tienen acceso a propiedades realmente de oportunidad que no necesariamente están en el listado de casas a la venta, sino que fueron adjudicadas o intestadas y que pueden requerir de reparaciones que ni los propios bancos están dispuestos a realizar por lo que prefieren vender a un precio muy castigado.

Es ahí donde empieza el negocio, comprando una buena oportunidad, que tiene arreglo, a un excelente precio y que puede ser vendida a un 30 ó 40% más de lo que costó comprarla y repararla.

Ahora si un inversionista ya encontró una buena compra, el siguiente paso es recurrir a un contratista para que sea él quien se encargue de realizar todas las reparaciones mientras el inversionista solo supervisa, a menos de que cuente con el tiempo y gente de su confianza como plomeros, jardineros, carpinteros, etcétera para hacerlo él mismo.

Es importante saber que para efectos de la remodelación se vale agregar acabados sencillos, a menos de que sea una área muy competitiva. Lo que sí es vital es hacer una reparación general, no solamente de una de las áreas de la propiedad, sin olvidarse de la fachada exterior.

El término “house flipping” se dice surgió a finales de los años 90 y desde entonces, ha sido considerado una opción de negocio rápido, pues lo más común es que entre la compra, las reparaciones y la venta, se inviertan solamente alrededor de tres o cuatro meses.

Es importante aclarar, que este tipo de negocio o inversión, no es para todo el mundo y que la clave está en el precio inicial de la compra.

Se requiere de bastante capital, contactos que estén dispuestos a darte a conocer las “buenas oportunidades”, un contratista de confianza o equipo de personas especializadas en remodelaciones de casa, una inmobiliaria que promueva la propiedad a la venta, y además tener contemplados los gastos de cierre de entrada y de salida, comisiones, seguros, pago de servicios como el agua y la luz, etcétera.

El proceso de “Flipping Houses” en resumen no es sencillo, pero quien logre reunir todos lo elementos arriba expuestos, sin duda hará un buen negocio.

Networking sin dolor

Todos escuchamos que hay que hacer networking.

Y el networking es algo bueno. Las redes de contactos que vamos formando a lo largo de la vida pasan a ser uno de nuestros activos más valiosos. Todos necesitamos de los demás: inversores, clientes, usuarios, mentores, proveedores, etc.. Qué mejor que recurrir a nuestros propios contactos ?

A los que estamos en el mundo empresarial o profesional, nos llegan invitaciones para eventos de networking todo el tiempo.

La realidad nos muestra que hay gente que naturalmente disfruta ir a uno de estos eventos y hablar con mucha gente, y hay personas (cada vez descubro que somos más) para las que “hacer networking” no es algo natural y sin esfuerzo. Para ellas va este post.

Me refiero a los introvertidos, que sentimos ansiedad cuando queremos hacer networking, nos resulta difícil, nos hace dudar de nosotros mismos decir “el networking no es para mí”.En fin, sensaciones con las que muchos se identificarán.

Yo era una de esas personas y superé estas ansiedades por un tema tanto de crecimiento personal como de conveniencia para mis proyectos. Para lograr esto, leí cuanto artículo encontré. En particular encontré un libro que me cautivó de entrada por el nombre: “Odio el Networking (pero lo necesito)” de Devora Zack. Este título me hablaba a mí. Lo recomiendo.

Hoy puedo decir que he desarrollado técnicas que me resultan efectivas (hasta hay gente que me dice que soy buena hacienda networking!), ya no me cuesta, y lo disfruto! Estas son las técnicas que paso a detallar.

Algunas consideraciones generales:

Qué es el networking?

Es crear relaciones de trabajo productivas de largo plazo, que generan oportunidades. Como en todas las relaciones, esto es algo que se construye.

Qué no debe ser el netwoking?

No es hacer autobombo, ni vender (hay otras instancias para esto), ni hacerme “amigos por conveniencia”. Y el networking no es sólo para extrovertidos, todos podemos lograrlo.

Mis recomendaciones:

ANTES:

Elegir a qué eventos de networking ir, y prepararse con anticipación:

· Averiguar quién va, y si es posible combinar para ir con alguien con quien me sienta bien. Una vez llegado al evento, separarme de esa persona para poder aprovechar a hacer contactos nuevos.

· Tener un objetivo alcanzable y cuantificable. Con alcanzable y cuantificable me refiero a no pretender hablar con el keynote speaker de un evento de 4000 personas, que muy probablemente sea inaccesible para mí. Ejemplos de algo alcanzable son: hablar con tres personas que no conozco, conseguir la tarjeta de dos inversores, presentarle mi proyecto a dos posibles mentores, conseguir un contacto que me presente a X persona que necesito contactar.

· Tener bien ensayado mi “pitch”: qué es lo que hago, qué es lo que busco, qué me interesa, etc. Adecuarlo a las distintas personas que me encuentro, pero pensar qué les puede interesar a ellos.

· Siempre llevar tarjetas.

· Ir vestido de forma adecuada al evento, y siempre de acuerdo a mi personalidad. No tratar de parecer alguien que no soy.

o DURANTE

· “Salir de mi cabeza”: no concentrarme en lo que yo quiero conseguir, sino concentrarme en “en qué le voy a ser útil a otra persona” (todos tenemos algo para dar). Ir con mentalidad de “a quién voy a ayudar hoy”

· Algunos tips concretos para entrar en un salón lleno de gente conversando de a grupitos: ir a la mesa del café o a la barra: esto me da temas de conversación, y agarrar una taza o un vaso me hace ir “agarrada de algo”. Buscar a otras personas que estén como yo: nerviosas y buscando con quién hablar (seguro que no soy la única en esta situación). Si me voy a sumar a un grupito, elegir los de 3 o más personas. Si hay 2 personas hablando hay una alta probabilidad de que estén hablando de algo que les interesa en forma particular y que no sea oportuna mi llegada. Si son 3 personas o más, esto es más improbable.

· Nunca acaparar a alguien, hablando sin parar.

· Siempre escuchar más de lo que se habla, y que sea una escucha empática: percibir el lenguaje corporal de la otra persona. Por ejemplo si se pasa mirando para otro lado, es que se está aburriendo. Recordar que esto no es personal, puede ser que nuestro proyecto no le interese en ese momento.

· En general empezar con alguna pregunta o algo que haga sentir a las otras personas que nos interesan.

· Pedir consejos, o feedback. Recordar que a la gente le gusta ayudar.

· Usar el sentido común y la buena educación: si estoy hablando con alguien, y justo veo que entra otra persona “más importante”, no cortar la conversación ni quedarse mirando a esa persona que entró. En todo caso decirle a la primera persona: “me muero por hablar con esta persona que acaba de entrar, me acompañás a contactarlo?”

· Hacer pausas para recargar. No hay que estar TODO el tiempo hablando con gente. La energía se va consumiendo. Está muy bueno hacer pausas, irse a un lugar tranquilo, y recargar las energías en la medida de lo necesario.

o DESPUÉS

· Dar seguimiento: un mail posterior diciendo que fue un gusto conocer a esa persona, mandar información que le sea relevante a la persona.

· Ser agradecido: si alguien me ayuda o me hace algún buen contacto, no olvidar agradecer en forma pública (redes sociales) o privada.

Conclusión

Recordar que ser introvertido no es algo “de lo que hay que curarse”. Tenemos que aceptar nuestras características y usarlas en nuestro provecho, incluso en el networking. Para eso podemos aprovechar lo que hacemos bien los introvertidos: escuchar mucho y relacionarnos con poca gente pero en forma profunda.

Y para finalizar: recordar que hacer networking no es “hacerse amigos por conveniencia”. Es un ejercicio de dar y recibir, y ojalá sentar las bases para relaciones productivas a largo plazo.

Resumiendo: todos necesitamos a los demás, y todos tenemos algo para dar. Estas cosas no se consiguen quedandonos aislados en nuestra zona de confort.

Por Sylvia Chebi  directora de Thales Lab

A %d blogueros les gusta esto: